Prepara tu lugar de trabajo para no dejar escapar la inspiración

«La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando». Seguro que has escuchado esta famosa frase de Pablo Picasso cientos de veces (es un mantra que se repite en mi cabeza cada vez que estoy tumbado en el sofá). Este post no trata sobre la importancia de ser constante en el proceso de escribir y componer tus canciones, sino de la importancia que tiene el lugar donde desarrollamos nuestro trabajo para conseguir resultados.

 

Tener un espacio concreto para componer nos permite cambiar el chip en nuestra cabeza y ponerla en modo «creativo». Si asiduamente nos sentamos en el mismo sitio, rodeado de todos los elementos que necesitamos para componer nuevas canciones, o seguir desarrollando aquellas ideas que venimos trabajando durante las últimas semanas, nuestro cerebro será capaz de activar su lado derecho, el creativo, de forma automática.

 

Es importante también intentar mantener el máximo tiempo posible ese lado creativo de nuestro cerebro activo, y para ello es indispensable evitar cualquier tipo de distracción. En nuestro sitio de trabajo debemos tener sólo aquellos elementos necesarios para componer o crear. Tener objetos de adorno, libros, revistas, o incluso el móvil pueden distraernos y sacarnos de nuestro momento creativo, y es muy difícil volverlo a recuperar. 

 

Tus instrumentos deben estar al alcance de la mano, no sería la primera vez que nos viene a la cabeza una melodía, y entre que nos levantamos de la silla (para los que tienen una edad), abrimos la funda de la guitarra, sacamos la guitarra, afinamos, buscamos la púa que tenía que estar en nuestra billetera, pero que ya no está, y nos volvemos a acomodar para tocar, la melodía ha desaparecido de nuestra cabeza y ya solo queda de ella un pequeño tributo que no es ni mucho menos de la grandeza que tenía la original (aquí un pequeño guiño al tema Tribute de los grandes Tenacious D).

Para los que tenemos una capacidad memorística al nivel de Dori en Buscando a Nemo, es muy importante que en nuestro espacio de trabajo tengamos todo preparado para poder empezar a grabar pulsando un botón. De esta manera, cualquier idea musical que nos venga a la cabeza, o letra, la podremos inmortalizar, ya sea en un proyecto en nuestro ordenador, o en una grabadora. Si no quieres perderte nada, grábate durante todo el rato que estés trabajando. Así solo tendrás que concentrarte en tocar, improvisar melodías sin parar, y luego, una vez finalizado, puedes volver a escuchar todo lo que has tocado y seleccionar aquellas ideas que más te han gustado para seguirlas desarrollando en las próximas sesiones.

 

En resumen, para ser constante en el proceso de escribir y componer tus canciones es importante que establezcas un lugar de trabajo:

 

  • Te ayuda a estar mentalizado para componer.
  • Tendrás tus instrumentos a mano y preparados por si los necesitas, y así no perderás el momento creativo.
  • Ten tu Home Studio con todo listo y conectado para poder grabar de forma instantánea, no permitas que la inspiración se pierda.